Skip to content

Argentina avanza con la reparación de media vida del Submarino ARA San Juan

January 23, 2009

parte-2-del-cortePor JLM para Panamerican Defense online.

Dentro del plan de reparación de media vida se efectuó el corte de casco del submarino “San Juan” en el Astillero Almirante Storni (ex Domecq García). El objetivo de estas reparaciones es extender la vida útil de la unidad 20 años más.

El corte de casco es una tarea muy importante en la reparación de los submarinos. En 1995, el submarino ARA “Salta”,de la clase IKL 209, había sido el último submarino que completó la reparación de media vida en el país. Luego el submarino ARA “San Luis” (IKL209) comenzó sus reparaciones que finalmente fueron abandonadas y el submarino radiado, antes del cierre del astillero. Entre 1999 y 2001 el ARA “Santa Cruz”, gemelo del “San Juan”, realizó esta reparación en Brasil.

Hoy Argentina parece haber recuperado las capacidades para la reparación de submarinos. “Hemos adquirido la tecnología para poder hacer este tipo de actividades y contamos con la gente capacitada para la tarea. Es un logro muy importante para el país”, comento el Jefe de Proyecto de la reparación Capitán de Navío Barrionuevo.

Esta tarea tiene como objeto restituirle al submarino los estándares de construcción original. De acuerdo a la información suministrada por el astillero, se reemplazarán los cuatro motores principales diesel MTU y todo el sistema eléctrico de propulsión Siemens, además del cambio de baterías. No se ha mencionado recuperación o actualización de sistemas de armas y sensores.

El ARA “San Juan”, de la clase TR 1700, fue incorporado a la Armada en 1986. Es uno de los dos submarinos de este tipo que, junto a un IKL 209, conforman la Fuerza de Submarinos. Opera normalmente con una tripulación de 37 tripulantes, y posee una autonomía mayor a 60 días y una profundidad de operación de más de 300 metros.

“Estamos reimpulsando la recuperación del área industrial de la Defensa, también para el desarrollo de emprendimientos civiles y su integración con América Latina”, expresó la Ministra de Defensa Nilda Garré que se acercó a los astilleros para presencias el corte del sumergible junto al Jefe del Estado Mayor General de la Armada, Almirante Jorge Omar Godoy.

Garré agregó que “esto es un desafió tecnológico muy importante que se esta haciendo en el Astillero Almirante Storni y Tandanor que nos permiten ofrecer un proyecto de desarrollo industrial en la Argentina que va a dar trabajo, va aportar tecnología de punta y va a generar divisas para el país” y añadió que se espera poder exportar la tecnología para el desarrollo de submarinos a otros países.

“El costo de la reparación del ‘San Juan’ fue estimado en alrededor de 70 millones de pesos, mientras que un submarino nuevo de estas características costaría unos 500 millones de dólares”, indicó Garré.

Es necesario aclarar aquí que estos números, aunque reales, pueden generar confusión. Un submarino nuevo de ese valor contaría con sistemas muy superiores a los instalados en un TR1700 de los años ochenta. El valor de 70 millones de pesos señalado por la ministra indicaría que no se ha contemplado el reemplazo o actualización del sonar, sistemas de armas y demás sensores, ya que éstos son la razón del elevado costo de los submarinos modernos.

La ministra anticipó además que se harán “algunas inversiones más dentro de este complejo” con capacidad para la reparación y fabricación de buques de la Armada, del sector privado nacional y por encargo de otros países de la región.

En este orden, puntualizó que “ya hay conversaciones adelantadas con industriales brasileños para hacer otro tipo de barcos”, entre ellos buques de gran porte, dragas y naves de apoyo a plataformas petroleras.

“Aspiramos incluso a integrar las industrias navales de la región a los efectos de tener un desarrollo más autónomo y además, por supuesto, más barato”, concluyó.

El astillero Storni había sido cerrado a mediados de los ’90 durante la presidencia de Carlos Menem y fue reabierto en 2003-2004 por el entonces presidente Néstor Kirchner.

Garré relató que Kirchner tomó esa decisión cuando “este astillero estaba totalmente cerrado, desguazado, con sus equipos y máquinas más importantes vendidos como chatarra”.

“Le preguntó a la Armada si se animaba a ponerlo nuevamente en funcionamiento, la fuerza respondió bien al desafío y, como ven, está funcionando al extremo de que hoy estamos haciendo el corte del submarino para su reparación de media vida”, expresó.

Links: Armada Argentina – Sitio Oficial / Submarinos

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: