Skip to content

Anuncios por la compra de más F-16 generan controversia en Chile.

May 3, 2009

Chile busca adquirir 18 F-16A/B MLU más para completar una flota de 46 F-16 de distintas versiones. (Foto: Fuerza Aérea de Chile)

Chile busca adquirir 18 F-16A/B MLU más para completar una flota de 46 F-16 de distintas versiones. (Foto: Fuerza Aérea de Chile)

Declaraciones, desmentidas, acusaciones, pedidos de renuncia y más es lo que está dejando la operación para la compra del segundo lote de 18 F-16 A/B MLU holandeses. Cuando el ministro de Defensa de Chile, Francisco Vidal, señaló ingenuamente el martes que la negociación estaba “concluida” lo que menos esperaba era una contestación como la que recibió del Embajador de Holanda en Chile. “Hasta cuando no haya un contrato, todo el mundo está libre de negociar”, afirmó Hero de Boer, máximo representante diplomático de ese país. A partir de ahí, comenzó la novela.

El embajador de Holanda en Chile, Hero E.G. de Boer, reconoció que la negociación entre su país y Chile por la compra de 18 aviones F-16 aún no está cerrada, por lo que el ministro de Defensa, Francisco Vidal, debió dar marcha atrás con el anuncio hecho en el Congreso.

“No hay acuerdo oficial todavía, pero sí entendimiento de que queremos hacer negocios”, señaló De Boer a “El Mercurio”, respaldando la declaración hecha horas antes por el vocero del Ministerio de Defensa holandés, Maurice Piek, quien afirmó que “no se ha firmado ningún contrato” sobre la venta de los aviones militares, aunque reconoció que Chile “es un importante socio en la negociación” para su venta.

Al ser consultado sobre la posibilidad de que aparezcan otros países interesados en los aviones, el embajador holandés señaló que “hasta cuando no haya un contrato, todo el mundo está libre de negociar”, y luego agregó que “está la intención de llegar a un acuerdo” con Chile.

Según fuentes de La Moneda, la Presidenta Michelle Bachelet llamó a Vidal apenas se enteró de la información proveniente desde Holanda. Y aún en Valparaíso, el ministro salió a reconocer que “el acuerdo está por firmarse”.

Tras ello, la FACh emitió un comunicado que fue coordinado con Defensa, precisando que “en el ámbito que le corresponde, la institución ha alcanzado un acuerdo satisfactorio con su contraparte en Holanda, conducente a la firma de un contrato” para materializar la compra.

Vidal buscó posteriormente cerrar el tema, afirmando que había sido un “malentendido” y que fue la FACh la que pidió informar de la adquisición al Congreso.

Pero en la tarde, el ministro -ya de vuelta en Santiago- se reunió con el comandante en jefe de la Fuerza Aérea, Ricardo Ortega. Tras el encuentro, sólo el general habló ante la prensa.

Ortega señaló que hubo “un error” en comunicar públicamente el tema y reconoció que pecó de “ingenuo”. “Puede haber habido un adelantamiento, pero que fue exclusivamente en pos de ser más transparentes”, dijo, y planteó que él le pidió a Vidal que informara tras consultas de miembros de la Comisión de Defensa.

También reconoció que faltan al menos dos pasos importantes: la notificación de las Fuerzas Armadas holandesas a su Parlamento sobre el proceso de venta -lo que, según fuentes de Defensa, podría ocurrir el próximo lunes-, y la autorización de EE.UU. para adquirir los aviones, ya que es material bélico fabricado en ese país.

El punto es clave, pues en algunos sectores hay temores de que países de la región, como Perú, puedan hacer lobby ante EE.UU. para que rechace la venta.

Más allá de las noticias de estas últimas jornadas, lo importante es que las discusiones no son por la compra o no de los cazas, la que ya ha sido autorizada por el parlamento chileno. Y el ofrecimiento de Holanda por los 18 F-16 A/B MLU no es ninguna sorpresa o novedad. Fue hecho en abril del 2008, y el 2 de octubre del año pasado se firmó la carta de intención de compra de parte de Chile a Holanda. El 22 de diciembre se emitió el Decreto Supremo, donde se autoriza la compra de estos aviones y el monto a cancelar, cercano a los 270 millones de dólares. Por último, el 17 de enero de este año, se firman las minutas de los acuerdos de condiciones operativas, técnicas, logísticas, jurídicas, económicas y financieras entre ambos países.

El objeto de esta compra es reemplazar los cazas F-5E Tigre III que equipan al Grupo 7 de la 5ta. Brigada Aérea de la Fuerza Aérea de Chile, basado en la región de Antofagasta. De esta forma Chile logrará homogeneizar su flota de aviones de combate en torno al F-16, con 10 F-16 block 50 adquiridos nuevos en Estados Unidos, más 36 F-16 A/B MLU ex-holandeses.

Fuente: El Mercurio

Links: Enfoque estratégico

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: